¿Fue Fernando Pessoa un espía para los rusos?

El misterio sin fin se extiende desde el más allá sobre la figura de Fernando Pessoa en el 130 aniversario de su nacimiento, en vista de que Portugal conmemora a su gran icono a través de un inquietante descubrimiento: ¿ejerció el escritor más emblemático del alma lusa como espía para los rusos?

La clave la tiene su relación con Aleister Crowley, el extraño personaje con quien mantuvo una singular amistad. Una relación ambigua, con vaivenes ideológicos y de la cual salen a la luz estos días detalles inéditos.
Este británico respondía al perfil de trotamundos capaz de pactar con el diablo en su heterodoxia galopante. Poeta, pintor, alquimista y… tan fascinado por la astrología como el propio Pessoa, absolutamente bilingüe portugués-inglés debido a sus años en Sudáfrica.
La fama de Crowley traspasó fronteras: Somerset Maugham le dedicó «El mago» y Hemingway le citaba en «París era una fiesta». De modo que no resulta extraña la fascinación de Pessoa por la aureola de este prestidigitador de las palabras.
Sigue leyendo, aquí.
Fuente: ABC

Todavía no hay comentarios ¿Quieres poner el primero?

Deja un comentario

FacebookGoogle PlusInstagramTwitter