La editorial como patria del escritor

La charla en la cafetería de la Casa de América de Madrid empieza por la literatura y termina por los problemas para lidiar con la Seguridad Social española. Cuatro autores latinoamericanos residentes en España con novedad en la Feria del Libro intercambian sus experiencias y sus números de teléfono. Cada uno llegó en un momento distinto y por razones diversas. Clara Obligado (Buenos Aires, 1950), que publica Salsa (Entre Ambos), llegó exiliada tras el golpe militar de 1976. Jorge Eduardo Benavides (Arequipa, 1964), reciente premio Unicaja por El asesinato de Laura Olivo (Alianza), recaló en Tenerife en 1991 huyendo de “la terrible situación que se vivía en Perú con el Gobierno de Alan García” y con el deseo de dedicarse a escribir. En 2002 se instaló en Madrid. Por su parte, la ecuatoriana Mónica Ojeda (Guayaquil, 1988) cursó un máster en Barcelona en 2011, regresó a su país y ha vuelto para redactar su tesis doctoral en Madrid. Acaba de publicar Mandíbula (Candaya). Pablo Simonetti (Santiago de Chile, 1961), autor de Madre que estás en los cielos(Alfaguara), ha sido el último en llegar. Lleva cuatro meses en la capital de España y su idea es dividir su tiempo entre Europa y América. Ninguno vive de sus derechos de autor sino de los alrededores de la literatura: clases de escritura, jurados, charlas y artículos.

Seguir leyendo, aquí

Fuente: El País

Todavía no hay comentarios ¿Quieres poner el primero?

Deja un comentario

FacebookGoogle PlusInstagramTwitter